A Modo de Presentación

La Agrupación Musical San Indalecio es una entidad cultural sin ánimo de lucro que se constituyó con el objeto principal de crear y consolidar una banda de música y realizar o potenciar actividades en fomento de la instrucción musical, ofreciendo una alternativa cultural y de ocio a la juventud, y ayudándoles en lo posible a una salida laboral o profesional a través de la música.
Entre todos hemos conseguido que el proyecto esté hoy plenamente consolidado. Algunos de los componentes de la Banda, que empezaron de niños recibiendo en la entonces incipiente escuela de música sus primeras lecciones, han terminado ya sus estudios superiores o incluso son músicos profesionales, y otros muchos han adquirido conocimientos y una sensibilización musical que con toda seguridad les son útiles para su desarrollo y satisfacción personales, y además les abre la posibilidad de encauzar su vida en el mundo de la música.
 
 
El “perrico” sigue pasando penurias, haciendo régimen obligado, pero sin llegar a la defunción gracias a la perseverancia y tenacidad de las sucesivas directivas, la ilusión de sus músicos y familiares y la inestimable ayuda del C.E.I.P. San Indalecio que presta, gratuitamente, sus instalaciones por lo que la banda de música (el perrico) sigue avanzando y creciendo. La banda ya tiene una entidad, ya es conocida por su calidad y es, el 12 de abril de 2007, cuando le llega a ese “perrico” de la frase, una comida abundante, vamos, un banquete. En el periódico Diario de Almería, sale publicada la reunión que mantuvieron el alcalde de Almería D. Luis Rogelio Rodríguez y la, ahora, presidenta de la A.M. San Indalecio, Dña. Mª del Mar de Haro, en la que se firmó un convenio económico entre el Ayuntamiento y la banda de música. ¡Qué alegría! ¡el pan del “perrico” y el cariño, tantas veces expresado, se van igualando!. Va pasando el tiempo y a ese “perrico” le va luciendo el pelo, se le van redondeando las formas, le va cambiando el semblante cuando, ¡oh, milagro! el día 4 de mayo de 2007, en su segunda visita al local de ensayo de la banda (la primera la realizó el 10-2-2006), D. Luis Rogelio Rodríguez - Comendador, alcalde de Almería, se compromete formalmente con la A. M. San Indalecio de La Cañada, a construir unas instalaciones específicas donde esta Agrupación pueda realizar sus actividades. Días más tarde, este compromiso se ve reflejado en el Programa electoral que el P.P. presenta para las elecciones municipales. ¡Por fin la promesa de una academia!. El tiempo pasa entre el escepticismo de unos, la indolencia de otros, seguridad de no cumplimiento de unos pocos y fe ciega de su realización en algún que otro, cuando se produce otro “milagro”. Son las 9 h. 15’ del día 7 de junio de 2010 cuando recibo una llamada de Daniel Romero para decirme que las obras han comenzado. A las 11 h me llama María, la presidenta, y me lo confirma. Rápidamente, y armado con mi cámara de fotos, me encamino hacia el solar en la calle Sacramento, y me encuentro con el espectáculo más hermoso, polvoriento y ruidoso que un músico de La Cañada pudiera imaginarse: medio solar limpio de vegetación, las vallas quitadas y una “pala” trabajando. ¡Jamás pensé que el ruido de un tractor pudiera sonar tan bien y tan afinado! El pan del “perrico” y el cariño al mismo se han igualado haciendo bueno el refrán: “obras son amores y no buenas razones”. La promesa que un día nos hiciera nuestro primer edil comenzaba a hacerse realidad. La tan deseada academia se ponía en marcha el 7 de junio de 2010 y se ratificaba con la puesta de la primera piedra el día 26 del mismo mes.
Hoy es día de regocijo y alegría inmensa para la gran familia que formamos la Agrupación Musical San Indalecio de La Cañada. Y, como es de bien nacidos el ser agradecidos, yo, junto con todos mis compañeros, los músicos, queremos dar las gracias a todos los padres, que con su esfuerzo y cariño, han animado a sus hijos para que sigan en la banda; a todas las personas que han formado parte de las sucesivas directivas de esta Agrupación que, con su trabajo, perseverancia y tenacidad, han conseguido que este proyecto comenzara, se desarrollara y consiguiera altas cotas de eficiencia; al C.E.I.P. San Indalecio que, con el préstamo de sus instalaciones y disponibilidad para todo, ha hecho posible que esta banda pueda sobrevivir; a los dueños del bar Skiros Mari y Esteban que, con su paciencia y amabilidad, me han ido proporcionando todos los recortes de prensa; a los trabajadores de la empresa Copsa, en la persona de D. José Álamo, que tanta ayuda, paciencia y amabilidad han mostrado con todos los que nos hemos acercado a visitar las obras. Y, por supuesto, a la corporación municipal del Excmo. Ayuntamiento de Almería en la persona de su alcalde D. Luis Rogelio Rodríguez - Comendador Pérez, que ha apostado por el valor de la cultura en sus facetas educativa y musical, personalizadas en esta Agrupación Musical.

Usted, alcalde, ha cambiado la frase que Dña. Margarita pronunciara en el año 1996 dejándola como sigue: “mucho te quiero, “perrico”, pero pan, a raudales, todo el que quieras”. Así se demuestra el cariño y no con palabrería vana que sólo regala el oído al adulador, al inculto o al interesado. Muchas gracias por habernos construido y concedido estas instalaciones que tanta falta nos hacían para mejorar la labor educativa y musical, que esta Agrupación viene realizando desde hace veinte años. Y a los que dicen que los políticos no cumplen, nosotros contestaremos que, al menos uno, si lo ha hecho. ¡MUCHAS GRACIAS ALCALDE!
 

D. Rafael Jiménez Pozo

Miembro de la directiva de la Asociación Musical San Indalecio.

Miembro en la Asociación Musical San Indalecio.


Pin It on Pinterest

Ir a la barra de herramientas